De poco un todo

La sorpresa

Llegó sin prisas, apenas con una maleta pequeñísima.Cuando la vi, después de muchos años, pensé  que la otra maleta, la grande, se había extraviado en alguna estación. Pero no, ella siempre había sido así, escueta y ahorrativa. Al principio no la reconocí, todo en ella era distinto, su pelo, su peso, sus gafas…pero cuando sonrío y me saludó, no tuve dudas. Era Leonor, aquí en Barcelona, de nuevo conmigo. Y no pude dejar de sentir cierta nostalgia.

«¡Uf! ¡que calor! Parece la Habana» me dijo, y  se pasó un pañuelo por la cara. Luego me miró detenidamente y me abrazó y pude sentir su olor a sudor, insoportable. Se separó rápidamente y como si hubiera adivinado mis pensamiento, me dijo con voz avergonzada « que bien hueles… hay cosas que nunca cambian»

Parloteaba, todo el tiempo, mientras cogíamos el metro, durante el trayecto y cuando llegamos a mi casa entre sorbos de agua. Dejó de hablar y se  fue a dar una ducha. Al salir del baño comenzó de nuevo, era como si me atacara, como si quisiera llenar el tiempo con palabras. La miré seriamente mientras tomábamos el café y le dije « ¿Puedes dejar de hablar tonterías?» « ¿cómo estás?»

Se hizo silencio de golpe y me miró sorprendida. Luego contestó con monosílabos y volvió a callar.

Leonor fue mi  gran amiga de la infancia, el tiempo nos llevó por caminos diferentes pero yo siempre le tuve un aprecio especial, admiraba su inteligencia, su manera de entender el mundo, tan diferente a mis otros compañeros y su ética moral.

Pasábamos tardes enteras rodeadas de libros, discutiendo sobre cualquier cosa, entregadas a la necesidad de aprender, de entender el mundo. Con ella aprendí a no mentirme a mí misma, a odiarme y a amarme a la vez, a considerarme un ser único por ser único de verdad.

descarga

«La palabra dada es la única que vale» «algunos errores se pagan caros, solo hay que estar preparados para pagarlos» decía siempre.

A Leonor el mundo la trató muy mal. A los 16 conoció a un chico, al que amó como si fuera Jane Austen, y para este error no estaba preparada. Luego vino el primer hijo, al año el segundo y a los dos años el tercero así hasta cinco. A los 24 era una mujer desgreñada y malhumorada con apenas tiempo para nada.

Y yo crecía a otro ritmo y cuando tenía tiempo, iba a su casa por las tarde a leer, en voz alta,  poesía  para ella y para sus hijos. Vivía a través de mi;  el amor, los viajes , los éxitos, las penas y empezó a diseñar mi vida como si fuese la suya, la que ya no tendría, y me asfixiaba.

Empecé a visitarla menos, dejé de contarle mis historias, convencida de que era lo mejor. Y un día ya no estaba. Se había marchado con su familia a otro país. Nunca más la volví a ver  . Hasta hoy.

No volví a  pensar en ella, llegó a ser un recuerdo molesto ,decepcionante.

Pero ahora casi treinta años después, aquí está, en mi casa, diciéndole a mi familia que yo era el único recuerdo hermoso que tenía de Cuba, que había sido la única persona que la había tratado como a un ser humano, que saber que yo seguía  imparable mi camino la hacia sentirse fuerte y orgullosa, que no pudo decirme adiós, porque lo había prometido, que un amigo es para siempre y que el primer regalo de toda su vida ha sido venir a verme.

Y a mi me ha parecido excesivo, raro pero muy tierno. Y la abrazo muy fuerte como cuando eramos muy pequeñas, comienzo a llorar y le digo al oído «Bienvenida».

Anuncios

RUIDO

Cada vez que miro al mundo creo más firmemente en la necesidad de aquietar la mente para poder continuar, para poder ser más fuerte. El ruido es el enemigo número uno de las buena decisiones. El caos muchas veces se impone y no nos deja pensar. Y es que ahora hay tanto ruido, tanto. Que a veces siento deseos de esconder la cabeza bajo la almohada y no sacarla de allí hasta que todo se aquiete, todo, incluida yo.

No aconsejo, hace tiempo que dejé de hacer esas cosas, tan banales y ególatras. Cuento a quien me pregunta que leer poesía, sobretodo, me devuelve la calma, en momentos muy duros y que detenerme aunque parezca una locura me distancia del problema o de la decisión. No lo sé bien porque, pero la poesía me aleja y me eleva, me saca de mi y me devuelve a mi , me alimenta el alma. Y puedo pasar de la más romántica a la más cínica y beligerante en una tarde. El efecto casi balsámico es el mismo, la  pregunta la misma ¿cómo en tan breves líneas se puede decir tanto?

Y me enseña que en lo más simple siempre está la respuesta, que la calma la podemos encontrar  en apenas dos líneas.

Vivencia

Al peso del gorjeo

que no del pájaro

se inclinará la rama.

Dora Alonso

Día Internacional de la Mujer

Con los años miramos atrás y nos damos cuenta de que hemos avanzado solo un poquito, apenas perceptible por dentro, muy visible por fuera. Y es que las cosas a fuerza de decirlas y engrandecerlas parecen gigantes. Humo solo es humo. Todas nuestras condiciones han cambiado muy poco pero sobre todo y muy a mi pesar, nosotras también hemos cambiado poco.

Aún nos queda un largo camino por recorrer, será lento, difícil, pero conseguiremos que la palabra «respeto» caiga en desuso.

Hay que engrandecer el alma y la conciencia. Es nuestro deber

Feliz Día Internacional de la Mujer, más amor, más fuerza, más respeto

I
AMOR

Baja del cielo la endiablada punta
Con que carne mortal hieres y engañas.
Untada viene de divinas mañas
y cielo y tierra su veneno junta.

La sangre de hombre que en la herida apunta
florece en selvas: sus crecidas cañas
de sombras de oro, hienden las entrañas
del cielo prieto, y su ascender pregunta.

En su vano aguardar de la respuesta
las cañas doblan la empinada testa.
Flamea el cielo sus azules gasas.

Vientos negros, detrás de los cristales
de las estrellas, mueven grandes masas
de mundos muertos, por sus arrabales.

II
OBRA DE AMOR

Rosas y lirios ves en el espino;
juegas a ser: te cabe en una mano,
esmeralda pequeña, el océano;
hablas sin lengua, enredas el destino.

Plantas la testa en el azul divino
y antípodas, tus pies, en el lejano
revés del mundo; y te haces soberano,
y desatas al sol de tu camino.

Miras el horizonte y tu mirada
hace nacer en noche la alborada;
sueñas y crean hueso tus ficciones.

Muda la mano que te alzaba en vuelo,
y a tus pies cae, cristal roto, el cielo,
y polvo y sombra levan sus talones.

III
PAISAJE DE AMOR MUERTO

Ya te hundes, sol; mis aguas se coloran
de llamaradas por morir; ya cae
mi corazón desenhebrado, y trae,
la noche, filos que en el viento lloran.

Ya en opacas orillas se avizoran
manadas negras; ya mi lengua atrae
betún de muerte; y ya no se distrae
de mí, la espina; y sombras me devoran.

Pellejo muerto, el sol, se tumba al cabo
Como un perro girando sobre el rabo,
la tierra se echa a descansar, cansada.

Mano huesosa apaga los luceros:
Chirrían, pedregosos sus senderos,
con la pupila negra y descarnada.

Alfonsina Storni

On sale

Te vendo mi tiempo; todas mis horas, mis minutos, mis segundos. Tómalos, te haré un buen precio. Te vendo mis sueños; los buenos, los malos, los eróticos, los tristes, los optimistas, los posibles, los imposibles de estos últimos tengo demasiados. Pesan mucho pero te los dejo  por muy poco. Venga, no me mires suspicaz, negociemos, te vendo mis suspiros, mis orgasmos, mis labios fruncidos cuando algo me molesta (sé que te encantan), mis gestos coquetos delante del espejo, mi movimiento lento cuando bailo.  Y además te vendo mis piernas abiertas al sol cuando leo en verano, mis lunares, mis rizos acabados de lavar, mi sabor a sal cuando salgo del mar y mi olor, ese por el que tanto suspiras. Todo, te lo  doy todo.

Te hago el mejor de los precios por mis bienes más preciados; mis conocimientos, las lenguas que hablo, las lenguas en las que maldigo y las poesías que te recito al oído cuando te enfadas. Abandono aquí mismo a los pies de esta cama todo lo que he sido hasta ahora, lo que te enamora, lo que te hace amarme, retenerme y a veces odiarme . Es una oportunidad única.

 A cambio, págame con mi cerebro intacto, casi vacío si lo prefieres,  pero sin aturdimientos, sin cargos de conciencia y sin tristezas  y dame además la llave de mi futuro. No necesito nada más para volver a empezar.

Le pendu

lependu

He vuelto a leer las cartas al revés,

lo he vuelto hacer.

Aún sabiendo el resultado,

vuelvo a leer solo lo que quiero que sea y no lo que es.

No es ceguera es estupidez.

Vuelvo a pasar por lo mismo una y otra vez.

Y el miedo, la rabia y la desolación

me abrazan fuerte y yo me dejo hacer.

Vuelvo a estar colgada por los pies

con la sangre martilleándome en la sien.

Y se repite lo de volver a volver a empezar,

del uno al cien.

 

Mi amor por mi amor

«Ya andaría goloseando en otros besos,
de esos que de ilesos ahora no saben a nada.
Recogiendo placeres y cuentos,
como al descuido caídos de anónimas faldas.
Y andaría libre como el viento,
siendo un elemento de la madrugada,
si no fuera por lo que yo siento
cuando tú me faltas.
Ya bohemio siempre a todo gusto,
de locuras ebrio y el alma bien desaliñada,
confirmando que el amor no es eso,
sino cuatro letras que andan desorganizadas.
Si supieras todo lo que has hecho,
todo lo que llenas, todo lo que matas,
si no fuera por lo que yo siento
cuando tú me faltas»

Cuando tú me faltas, Buena Fe

El amor y el respeto me salvaron de mi otra yo; esa mujer fría, distante, sola y llena de clichés.

El amor acompasado, firme, paciente y  protector me salvo del desamor. Y me enseñó que la realidad puede ser más dura pero más gratificante que la ficción de los libros, que nada es para siempre , que el amor es sobre todo generosidad, comprensión y sacrificio y que hay que habitar y dejarse habitar. En todos estos años no se ha hecho sentir, está aquí a mi lado, como el aire, como el agua. Necesario y vital. Y me ha convertido en mujer y en madre y  me permite dudar, me agobia, me agota, me desespera, me espera y me abraza en mis noches más tristes.

Mi amor por mi amor hace que mi mundo sea pequeño, caótico pero hermoso, que cada día, incluso los más adversos, me plantee la vida como un camino habitado y florecido. No tengo miedo a enfrentar nada si oigo sus enormes pasos revoloteando por la casa.

 

 

 

Mujer extraordinaria

Me encanta este poema de Maya Angelou, incluido en su poemario Still I Rise. Me encanta, me refuerza y me hace sentir  extraordinaria.
 
Pretty women wonder where my secret lies.
I’m not cute or built to suit a fashion model’s size
But when I start to tell them,
They think I’m telling lies.
I say,
It’s in the reach of my arms,
The span of my hips,
The stride of my step,
The curl of my lips.
I’m a woman
Phenomenally.
Phenomenal woman,
That’s me.
I walk into a room
Just as cool as you please,
And to a man,
The fellows stand or
Fall down on their knees.
Then they swarm around me,
A hive of honey bees.
I say,
It’s the fire in my eyes,
And the flash of my teeth,
The swing in my waist,
And the joy in my feet.
I’m a woman
Phenomenally.
Phenomenal woman,
That’s me.
Men themselves have wondered
What they see in me.
They try so much
But they can’t touch
My inner mystery.
When I try to show them,
They say they still can’t see.
I say,
It’s in the arch of my back,
The sun of my smile,
The ride of my breasts,
The grace of my style.
I’m a woman
Phenomenally.
Phenomenal woman,
That’s me.
Now you understand
Just why my head’s not bowed.
I don’t shout or jump about
Or have to talk real loud.
When you see me passing,
It ought to make you proud.
I say,
It’s in the click of my heels,
The bend of my hair,
the palm of my hand,
The need for my care.
’Cause I’m a woman
Phenomenally.
Phenomenal woman,
That’s me.

Un asunto de tod@s

“Women’s rights is not only an abstraction, a cause; it is also a personal affair. It is not only about us; it is also about me and you. Just the two of us”

«Los derechos de las mujeres no son sólo una abstracción, una causa; es un asunto personal. No es sólo acerca de nosotras, es también acerca de mi y de ti. De ambos»

Toni Morrison

 

warm winter

“Winter must be cold for those with no warm memories” «El invierno tiene que ser frio para quienes no tienen recuerdos cálidos» Por eso yo, a pesar del frío, este 2015 estaré bien calentita. http://youtu.be/rnEB2F_v_cE ¡Feliz  2015!

La muerte del poeta

Como al azar un día leí a Mark Strand, me gustó, había fuerza en tanta simplicidad, algo raro, algo casi dulce en algunos de sus poemas.
Hace unos días leí que había muerto y no puedo dejar de pensar que en este año algunos “dinosaurios” nos abandonan pero por suerte no irremediablemente. Lo mejor que hicieron se queda aquí, en páginas amarillentas como este libro que tengo entre las manos o en las brillantes pantallas de cualquier ordenador, solo hay que conectarse a Internet y buscar Strand, poet, poems y se hace el milagro.
Adiós, algo tardío, maestro, buen viento y muchos libros para el camino.

imagesCFYBKST2

Este es uno de mis preferidos…

Breath
When you see them
tell them I am still here,
that I stand on one leg while the other one dreams,
that this is the only way,

that the lies I tell them are different
from the lies I tell myself,
that by being both here and beyond
I am becoming a horizon,

that as the sun rises and sets I know my place,
that breath is what saves me,
that even the forced syllables of decline are breath,
that if the body is a coffin it is also a closet of breath,

that breath is a mirror clouded by words,
that breath is all that survives the cry for help
as it enters the stranger’s ear
and stays long after the world is gone,

that breath is the beginning again, that from it
all resistance falls away, as meaning falls
away from life, or darkness fall from light,
that breath is what I give them when I send my love

Navegador de artículos

tratadosenmadrid

poemas, cuentos, artículos, juegos con la palabra.

Traducción Financiera

Inglés Financiero